lunes, 27 de julio de 2009

OTRA DE PAJARITOS


Como veis, la imagen lo dice todo a pesar de sus faltas de ortografía. Mis hijos estudian todo en euskera y ésta es una de las consecuencias, pero todo se corrige con el tiempo.
Bueno pues ya estaba yo otra vez al rescate, y es que soy igual de gizaja que Supercoco, éso sí armada con una jaula y un guante de cocina, porque aunque se trataba sólo de una cría de urraca, tienen un pico que merece mis respetos.

¡Pobrecita, qué asustada estaba! Decidimos llevarla a casa para evitar el linchamiento.
Me entristece mucho que haya niños que tengan tan poco respeto por la vida.
¿Qué valores les estamos inculcando? Esto abriría el tema de un largísimo debate, lo dejo aquí, para reflexionar.
¿Cómo actuar después? Ya se vería sobre la marcha.
Lo primero que hice después de dejarla instalada y de asegurarme de que mis peludos no la vieran, fué echar mano de internet. Un invento que resulta de lo más útil para estos casos.
Encontré bastante información y varias experiencias de gente que ha críado a este animal.
Dicen que es muy inteligente, que reconoce la voz de quien les cuida y que llegan a aprender algunas palabras. Muchos cuentan que son cariñosas y que se han llevado bien hasta con los peludos de la casa. Comen prácticamente de todo,(menos alpiste), desde insectos, hasta carne picada y pienso humedecido para perros. Los padres, los dos! son muy protectores y las cuidan y alimentan varias veces al día hasta que las crías alcanzan un mes de edad.
Todo este tutorial que me he cascao sobre las urracas es por si algún día se os da el caso y os orienta un poco.
Esta urraca, estaba ensayando sus primeros vuelos. Así que pensamos que debía ser libre.

No aceptó comida ni agua, pero estaba muy tranquilita en la jaula. Necesitaba sólo un lugar seguro para descansar y reponer fuerzas.

Despedida

Al día siguiente, temprano, decidimos llevarla al lugar exacto dónde había caído y probar si sus padres volvían a atenderla.
La pequeña urraca después de varios intentos, consiguió llegar a una rama alta, ahí fuera de peligro, mi niña y yo esperábamos el reencuentro con sus padres.
Y qué alegría, volvieron!
Nos fuimos a casa, pero la estuvimos controlando por si acaso. Cada vez volaba mejor y después de varios días, ya formaba parte del grupo.
¡Misión cumplida!

Y ahora os dejo con este bonito mimo que me ha pasado Marian y que tenía pendiente,

Tengo que poner cinco cosas sobre mí, y pasadlo.

Reglas:
Exhibir el premio
Entrelazar el blog que te lo entrega
Nombrar 5 cosas que te gustan
Elegir 10 blogs para premiar
Avisarles con un comentario que son ganadoras.

Ummm, intentaré poner algo de mí que no sepais aún. Me gusta: No hacer planes, comer un bocata de chorizo con un café a la vez, la ropa cómoda, los objetos de madera y salir a la terraza las noches de verano.

Paso este mimo a quien quiera contestarlo, que las vacaciones son las vacaciones.

9 comentarios:

niunpuntoatras dijo...

Supongo que esos niños son hijos de unas... "pájaras" tremendas. En fin... ¡que hará que cuidarlos también! [ains...]

paularincones dijo...

qué emoción me dio leerte, ver la complicidad de Ainhoa con el pobre pajarín y sobre todo que sus papás hayan vuelto por ella.

Tristemente siempre ha habido niños crueles, con sus semejantes o con los seres diferentes, pero espero que haya muchas más como tu hiji para sanar el daño que puedan hacer.

Un besito

marian dijo...

Que final feliz para esta urraca, suerte que tuvo al toparse con tu hija.
La mia una vez estaba acariciando a un gatito en la calle y se acerco un crio y delante de ella le dio una patada al gatito. El patadon se lo llevo el crio cuando mi hija lo localizo a la salida del coleguio, ese seguro que no vuelve a pegar a un bichito más en su vida.

¿Bocata de chorizo con café? esta mezcla no la conocia, tendre que probar, jejeje, muxus.

*AnGy* dijo...

Yo rescaté a una,pero más grandecita y la atraí con gusanitos de chuche. :S Subió así hasta mi casa.Vivió varioas años con nosotros hasta que mi hermana se dejó la puerta abierta y se fué. Curro se llamaba,y espero que se siga llamando. Era gracioso y cruel (desde la jaula mataba a gorriones que se acercaban),yo lo odiaba por eso pero tenía que quererlo como a todos los demás.
Me dió muchísima pena que se fuera,lo único que espero que se fuera lejos porque aquí hay muy mala gente.
Mientras he sido monitora en un colegio he intentado inculcarles a los niños el amor hacia los animales;pero ya hay mucho daño hecho por la sociedad y profesores los cuales no demuestran respeto. (ya te contaré). Espero a ver influído aunque sea en alguno para que haya una persona más respetuosa en el futuro.

muuuuuuak

Carmen Tye dijo...

Enhorabuena!
Bravo por la Urraca!

Anacleta Coqueta dijo...

Hola, gracias por tu comentario en mi blog, así he podido conocerte.
Cuidado con las urracas que se llevan todo lo que brilla!

Bravo por Ainhoa!

Titaniii dijo...

Hola Pinturitas..., pues veras, visitando a mis blogs amigos te he visto por ahí y me ha llamado el nombre la atención. Bueno, pues después de la aventura con la urraca (que celebro que acabara bien) he seguido visitandote y me has gustado!! Me ha hecho mucha gracia la foto del gatito escondido en el armario!! Y veo que compartimos el mismo amor por los animales!! Encantada de saludarte y prometo visitarte más a menudo. Un beso.

CRISTINA: dijo...

Ojala niños como los tuyos se multipliquen para que exista un mundo mejor para todos !

Olivia_p dijo...

wow, como me gustó este post, precioso, muchísimo... por cierto, jeje, ya vi el video